lunes, 7 de agosto de 2017

GEOGRAFÍA PERSONAL



Me he detenido muchas veces antes de escribir este poema
y ya no quiero seguir haciéndolo.

Mi tierra vive secuestrada por un espejismo sin futuro
y le da la espalda a más de la mitad de su población,
mi tierra es un delirio, mi tierra no escucha a sus poetas,
mi tierra es una falacia que crece día a día,
momento a momento, segundo a segundo,
mi tierra es una gran tragedia
y la mayoría de catalanes vive en un silencio espantoso
del que yo quiero salir:

no soy independentista,
no voté a Puigdemont
(¿alguien lo hizo?),
esta locura le ha robado la belleza al mar,
la democracia no es esto.

Y esta poeta viva quiere gritar:
«Ya basta»,
«Deteneos ya»,
«esto es ridículo»,
pero nadie escucha a una poeta viva
y a mí me da pánico este silencio
porque es el lugar del que nace el caos.

Todos los lugares que he amado han muerto,
han sido asesinados sin piedad,
que alguien condene a este Leviatán
que un día decidió (por mí y sin mi permiso)
alterar mi geografía personal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario