martes, 8 de agosto de 2017

CIUDAD SIN GOBIERNO



Querido Whitman,
los poetas futuros no escucharon tu canto.

Yo, tranquila, serenamente plantada,
veo cómo Barcelona no tiene ayuntamiento,
cómo Cataluña no tiene gobierno,
cómo mi tierra se llena de encapuchados otra vez,
cómo la intolerancia le cierra las puertas a la normalidad.

No tengo ganas de cantarme a mí misma,
no tengo ganas de cantarle a nadie,
a duras penas sigo creyendo
en el eterno poder de la poesía.

Pero quiero que sepas que los que hemos estado callados
en esta ciudad sin gobierno
somos más.
Nos hemos callado por miedo, por vergüenza,
por el qué dirán.
Qué sé yo.
Hicimos mal.
Pero los que hemos estado callados somos más.
Muchos más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario