viernes, 26 de febrero de 2016

HOY LLUEVE Y NO ESTÁS




Hoy llueve y te echo de menos
y acaba de irse una tarde más
tras este frío.

Hoy no estás,
hoy estoy sola,
mirando el gris, la lluvia,
las calles mojadas,
los balones olvidados
sobre la lona de la piscina.
Esa piscina del jardín de casa
en la que nunca
encontramos el tiempo necesario
para bañarnos.
¡Ay, el tiempo!

Hoy no estás,
se está haciendo de noche,
hoy miré en secreto de nuevo
esas fotos de tu juventud.
Perdóname.
Soy débil.

Hoy no estás,
te echo de menos,
quiero tu boca, tu beso,
tu abrazo, tu ternura,
tu fuerza, tu juventud,
toda tu ilusión y tu lascivia;
hoy no estás, ven,
ven a mí, que sigo aquí,
apóyate en mi hombro, descansa.
Ven a mis brazos,
a mis ojos,
mírame como ya no me miras,
duerme si puedes a mi lado.

Hoy no estás,
hoy no te encuentro,
eres de otros, no mío,
hoy no estás,
eres viaje, sombra,
ilusión, efecto óptico.
Hoy llueve y sabes
que siempre te echo de menos
cuando llueve.

Canta Quique González
en mi teléfono
y no puedo sujetar las ganas
que tengo de volverte a ver.

Heme aquí frente a tu ausencia,
todavía...
Y este miedo atroz a que no vuelvas.


2 comentarios: