miércoles, 2 de septiembre de 2015

ODA A UNA CATALUÑA NO INDEPENDIENTE



Que Dios me perdone,
pero no quiero
partir
el valle del Ebro
por la mitad,
no convertiré
Cataluña
en una isla.

No gritaré «independencia»,
no romperé el país en el que vivo,
no creeré las mentiras
que en el alboroto suenan.
Son mucho azul
y poca nube.

España no es
esa caverna
que nos cuentan
algunos.

No.

Yo escribo mi oda
para la Cataluña
que he conocido:
esa que no era
sirena.

Quiero una Barcelona mestiza,
alejada
del rumor pedregoso
de los caminos oscuros,
libre de radicalismos
y vacas ciegas.

Desde mi cansancio
intento saltar un muro:
sé que voy
a hacerme daño.


Noemí Trujillo Giacomelli


ODA A UNA CATALUNYA NO INDEPENDENT

Que Déu em perdoni,
però no vull
partir
la vall de l’Ebre
per la meitat,
no convertiré
Catalunya
en una illa.

No cridaré «independència»,
no trencaré el país en el qual visc,
no creuré les mentides
que en el xivarri s’escolten.
Són molt de blau
i res de núvol.

Espanya no és
aquesta caverna
que alguns
veuen.

No.

Jo escric la meva oda
per la Catalunya
que he conegut:
aquesta que no era
sirena.

Vull una Barcelona mestissa,
allunyada
del rumor pedregós
dels camins foscos,
lliure de radicalismes
i vaques cegues.

Des de la meva fatiga
vull saltar un mur:
sé que

em faré mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario