lunes, 25 de mayo de 2015

Los problemas que no puedo controlar
me manejan a su antojo,
son monstruosos uróboros
que me apresan.
Todo es circular:
lo consciente
y lo inconsciente.

Todo vuelve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario