martes, 23 de septiembre de 2014




Yo misma invité a mi peor enemigo
a cruzar la puerta de mi casa,
cuanto yo más sufría él más engordaba;
al fin se hizo la luz en mi cabeza
y he dejado de ser interrogada.
Ahora yo he recuperado
la ilusión por los cumpleaños,
los días de los Reyes Magos,
y él (ella) vive (muere)
en una habitación cerrada.


Del poemario, Errores

Noemí Trujillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario