sábado, 2 de agosto de 2014

                                    Fotografía de David Yeste

Luz verde tiene
la poesía en mi boca;
dos años estuvo cerrada
amargamente
con luz roja.

Luz verde tienen
Thamar y las vírgenes andaluzas,
los rumores del Romancero,
los ojos negros de mi hija,
la música de fondo,
la pasión de una noche dormida,
la bóveda azul,
la vida bohemia,
los epigramas,
las dimensiones del teatro,
la verdad desagradable
que asoma
para recordarme
que no volveré a ser joven;
que ya soy solo flecha
sobre metáfora viva.

Luz verde tiene
la cacería del poema:

Hay que salir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario