miércoles, 16 de julio de 2014

                            Fotografía de David Yeste

Vivir sin electricidad,
quiero vivir sin electricidad;
sin teléfono móvil,
sin ordenador,
sin conexión permanente,
sin 4 G.

Compadre, este siglo no es el mío,
ni mi casa es ya mi casa,
entre tanta tecnología me encuentro sola
y quiero volver al origen,
a mirar nubes y playas
en las yertas lejanías,
a escribir en trozos de papel
con azúcar
y yerbaluisa.

Nada de lo que busco está en su sitio.
De vez en cuando
el agua me acoge
y me recuerda
que nada es importante.

Solo la distancia que separa los cuerpos,
solo aquello que desmiente
lo que decimos.


1 comentario:

  1. Cuánta realidad...¡¡¡¡ (y rebeldía hacia parte de ella)....

    ResponderEliminar