sábado, 19 de julio de 2014

                                           Fotografía David Yeste
        
ODA A UNA LECTORA


Escribo para ELLA.

Ella que ahora camina
por un monte oscuro,
ella que está triste y
está enferma,
ella que llora zumo de limón
en esta espera.

Ella que se hace preguntas
sobre la vida y la muerte,
ella que siempre va
cargada de girasoles.
Ella que es Ludmilla
y es Lotaria[1],
ella que pasea
con libros bajo el brazo.

Escribo para ella,
que se obstina
en ser dulce;
ella que no envejece,
ella que con sus uñas acaricia
el pespunte del papel.

Escribo para ELLA,
ella que necesita sonreír.





[1] Personajes de la novela Si una noche de invierno un viajero, de Ítalo Calvino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario