lunes, 18 de noviembre de 2013


Quiero una casa que huela a azucenas para leerte versos descalza. Y en esa casa acristalada acabar lo inacabado y dejar abiertas de par en par las ventanas. No tendremos cortinas, no sirven para nada.

Del poemario La Magdalena, Noemí Trujillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario