jueves, 15 de noviembre de 2012



LORENZO SILVA Y NOEMÍ TRUJILLO LANZAN UN NUEVO SELLO EDITORIAL: PLAYA DE ÁKABA.

Ya han salido algunas reseñas en prensa de la presentación del sello editorial Playa de Ákaba. 

http://www.que-leer.com/17819/lorenzo-silva-abre-una-editorial-en-el-desierto.html
http://www.telecinco.es/informativos/cultura/Lorenzo-Silva-editorial-Playa-Akaba_0_1508850435.html
http://www.periodistadigital.com/ocio-y-cultura/libros/2012/11/14/el-premio-planeta-lorenzo-silva-lanza-un-nuevo-sello-editorial-playa-de-akaba.shtml

Yo he decidido escribir aquí la noticia que, seguramente, nunca veré impresa: Lorenzo Silva y Noemí Trujillo lanzan un nuevo sello editorial.


Playa de Ákaba es un proyecto que lleva gestándose más de un año. Se presenta el próximo sábado 17 de noviembre, a las 12 h, en La Casa del Llibre, Rambla de Catalunya, 37. La presentación en Madrid será el jueves 22 de noviembre a las 19.30 h, en la librería La Central de Callao, calle Postigo de San Martín, 8.



Presentación del sello editorial el próximo sábado 17 de noviembre a las 12 h en La Casa del Llibre, Rambla Catalunya, 37. Barcelona.




Presentación del sello editorial el jueves 22 de noviembre, a las 19.30 h, en la librería La central de Callao, Madrid.

La editorial es mi primer parto, después de un largo embarazo, y en enero me espera otro parto, el de mi segunda hija, Núria. Quizá porque estoy embarazada de siete meses y estoy muy sensible, este proyecto me hace mucha ilusión.



                                 Cuatro primeros libros de la editorial.
                                                    http://playadeakaba.com

No voy a engañar a nadie. Este proyecto editorial nace de mi propio desengaño como poeta y de lo que he visto y vivido con los editores que han publicado mis libros hasta ahora. Mi primer poemario, La Magdalena, se autopublicó en Bubok en 2009 porque nadie creía en él. En Playa de Ákaba queremos publicar tanto a autores conocidos como desconocidos: no nos importa la marca del autor, para eso ya están las grandes editoriales, nos importa el libro que ha escrito.





Mi primer poemario, La Magdalena, publicado en 2009. Hoy descatalogado. Leer reseña de Mónica López Bordón, aquí. Algún día lo revisaré y lo reeditaré como se merece y la portada será La Magdalena penitente de Ribera.



Para publicar mi segundo poemario, Lejos de Valparaíso, tuve que renunciar a los derechos quince años. Me pareció un abuso. Pero era eso o nada. En Playa de Ákaba, los contratos de edición que ofrecemos son de dos años. Si a los dos años el autor no está contento con el trabajo de la editorial o quiere vender su libro a otra editorial, es libre para hacerlo. Nosotros creemos que el trabajo creativo es como el amor: no puedes retener a quien te quiere. Quien te quiere se quedará contigo, si quiere hacerlo, pero poner cláusulas para retener a los autores no nos gusta. Por ese motivo nuestros contratos de edición son solo de dos años. Durante esos dos años mantendremos el libro del autor vivo, en impresión bajo demanda, en Ebook y Epub en más de cien canales de venta, en librerías y en actos culturales que organizaremos por toda España.



                              Mi segundo poemario, Lejos de Valparaíso. Leer reseña de José Luis García Herrera, aquí.

Mi tercer poemario, La muchacha de los ojos tristes, fue una especie de coedición en la que pagué una cantidad X por un número de ejemplares. Esta es una fórmula que se está extendiendo mucho en el mundo editorial, sobre todo en la poesía, debido a la crisis. Si el autor compra una cantidad fija de ejemplares, el editor ya no arriesga nada con el libro.



                                 Mi tercer poemario, La muchacha de los ojos tristes, leer reseña de África Lorente, aquí.



En Playa de Ákaba no creemos en esta fórmula ni en que el autor tenga que pagar para ver publicado su trabajo.

Mi cuarto poemario, Brooklyn Bridge, quedó finalista del XXXIIII premio internacional Ciudad de Melilla de poesía. Pero no gané yo. Y solo publicaban al ganador. Los finalistas estábamos completamente fuera de todo.
Muchas veces el autor piensa que los concursos son la única opción posible, para publicar dignamente su trabajo. Pero lo cierto es que ganarlos está al alcance de muy pocos.



Mi cuarto poemario, Brooklyn Bridge, fue finalista del XXXIII premio internacional de poesía Ciudad de Melilla y está aún por publicar.


Otra de las carencias que he vivido como poeta durante los últimos cinco años es que he buscado desesperadamente, en España y en el extranjero, un agente literario que quisiera representarme. Una y otra vez he encontrado la misma respuesta: la poesía no se vende, no vamos a representarte para no cobrar nada.
Y esa es la triste realidad de nuestro país: no hay un solo agente de poesía en toda España. Eso crea un hueco en el mercado y un gran vacío: la poesía se está publicando poco, se distribuye mal, se promociona mal, no llega a las librerías y no hay un solo agente para poetas en nuestro país.
Puede decirse que pasa más o menos lo mismo con otros géneros, como el relato corto. Sin embargo: hay muchos y buenos poetas contemporáneos. Y buenísimos escritores de relato corto. Quizá el auge de cursos de escritura creativa y talleres está propiciando que se escriba más relato corto y la realidad es que luego no hay donde publicarlos. En la Zona On-Line de Playa de Ákaba hemos publicado de forma gratuita 16 relatos cortos de autores contemporáneos y el lector puede leer, solo con hacer un clic, los textos de Javier Puebla, Lorenzo Silva, Maritza Ramírez Suarez, Covi Sánchez García, Andrés Ortiz Tafur, Felisa Moreno, Inma Arrabal, Ximo Tejado, Roberto Osa, Pablo Fidel, Ignacio Rubio, Isabel Núñez, Emilia Luna Martín, Rafael S. Montojo y Josefa María Jiménez Calero. La mayoría de estos autores han realizado cursos de escritura creativa de mucho prestigio como los que se imparten en El Desván de la Memoria, que dirige Ramón Alcaraz, o en la Escuela de Escritores. Debo mostrar mi agradecimiento a todos estos autores que, de forma desinteresada, nos han dejado publicar sus relatos en la Zona On-Line de Playa de Ákaba.
Playa de Ákaba pretende ofrecer, además, un servicio de agencia literaria para cubrir este gran hueco que ahora mismo está vacío.
Sabemos que es difícil: representar a autores desconocidos, incluso si lo que escriben son géneros minoritarios. Pero ahora mismo nadie más lo está haciendo.
Playa de Ákaba abre su colección de poesía con la primera antología de Carlos Zanón, Yo vivía aquí (1989-2012), que reúne textos desde su primer libro El sabor de tu boca borracha (1989) hasta el último TICTAC TICTAC (2010) así como de varios inéditos. Yo quiero agradecerle desde aquí a Carlos su valentía y su generosidad, al creer a ciegas en este proyecto y dejarnos editar su trabajo.



                                   Colección de Poesía Playa de Ákaba.
                                                       Yo vivía aquí (1989-2012), de Carlos Zanón.


Entre los primeros libros de la colección de poesía de Playa de Ákaba se encuentra mi quinto poemario, Solo fue un post.  Porque me he negado a trabajar con editores con los que no me siento a gusto o me imponen unas condiciones que no me atraen. Porque al final ese desencanto entre autor-editor, es algo contraproducente para el propio libro. Puede parecer un poco extraño, o estar mal visto, que uno publique su libro en su propio sello editorial.  Pero eso fue algo que hizo la propia Maria-Mercè Marçal, una de las mejores poetas catalanas del siglo XX, en su sello editorial Els llibres del Mall. Con este sello editorial, que fundó junto a Ramon Pinyol Balash y otros jóvenes poetas, publicó tres de sus poemarios:  Bruixa de dol, Sal oberta y La germana,       l´estrangera.



             Mi quinto poemario, Solo fue un post, publicado en la colección de poesía de Playa de Ákaba.




                 Maria- Mercè Marçal, una de mis madres literarias.
Solo fue un post comienza con una cita suya, del poemario La germana, l´estrangera: 
"Decían que se llamaba Amor y me dejaban con él sola".


¿Qué conclusión sacamos de este hecho? Pues yo, personalmente, que ya estaban mal las cosas en 1973 para poder publicar poesía y que, desde entonces hasta ahora, el tema ha ido empeorando y evolucionando hacia una cultura feudal donde publicar en buenas condiciones está al alcance de muy pocos.
Los dos próximos autores en la colección de poesía de Playa de Ákaba son Juan Olivares y Anna Rossell.  Y seguimos valorando manuscritos y poemarios, pensando en nuevos autores para el 2013.



                                                     Bajo la piel ceniza, de Juan Olivares.

                        Próximamente se publicará en la colección de poesía de Playa de Ákaba.



                                                           Àlbum d´Absències, de Anna Rossell.
                    Próximamente se publicará en la colección de poesía de Playa de Ákaba.

Curiosamente, o no tan curiosamente, del gran número de manuscritos que hemos recibido, la mayoría son poemarios y de muy buena calidad. Eso me demuestra que muy buenos autores no tienen una oferta digna en el mercado, como en su día tampoco la encontré yo.
No quiero engañarme. Sé que acabamos de nacer, que estamos en pañales, que será difícil y que cometeremos, muchas veces, errores que tendremos que enmendar.  Pero creo que la apuesta vale la pena.
Me quedan un par de agradecimientos, que espero poder hacer públicos el sábado 17 en la presentación oficial del sello: a Xavier Lara, ilustrador de los cuatro primeros títulos del sello; a Enerio Polanco, diseñador de las cubiertas, del logo y de la marca de la empresa; a Pilar Lucas, que nos ha ayudado con el tema del marketing y la promoción, a Lorenzo Rodríguez Garrido, editor externo de Playa de de Ákaba y nuestro relaciones públicas en Madrid, a, Adriano Romero, que nos ha ayudado en las maquetaciones de los siguientes libros y, por supuesto, a Lorenzo Silva quien, sin ninguna necesidad porque a él no le falta el trabajo, ha sacado su lado quijotesco y ha querido apostar por este proyecto y apoyar con él a otros muchos escritores. Me queda un agradecimiento a nivel personal que hacerle a Lorenzo. No como editora de este sello, sino como poeta. Escribo desde niña, gané mi primer premio de poesía con algo menos de catorce años. Pero no fue hasta 2008, cuando le conocí, que no empecé a ganar confianza en mis versos. Nunca me he presentado a un editor como la mujer de Lorenzo Silva, ni él ha intentado beneficiarme con su nombre y con su marca. Él escribe prosa y yo poesía, son mundos diferentes. Pero hay algo que Lorenzo sí ha hecho por mí y es animarme siempre a no dejar de trabajar nunca. Podría decirse que Lorenzo ha sido para mí un apoyo tan grande como Armand Obiols lo fue para Mercè Rodoreda y que, sin duda, mi mejor etapa creativa la he vivido y la estoy viviendo a su lado.







Mercè Rodoreda. Siempre me provocó simpatía su historia de amor con Armand Obiols.
Desde que se conocieron permanecieron juntos hasta la muerte.

En 2011 viví el mayor revés laboral de mi vida. Después de seis años de trabajo me despidieron, como a tantos españoles, del departamento de cultura del ayuntamiento en el que trabajaba. No fue una etapa fácil. Lo primero que me dijo Lorenzo fue que en 1932 Chadler perdió su trabajo y que con 45 años, y en medio de la Gran depresión, comenzó a escribir.

Desconozco si mi trabajo literario tiene  algún valor o no. Pero después de cinco años y cinco libros, de varias antologías y algunas traducciones,  para mí cada poema es un triunfo solo por el hecho de poder escribirlo. No olvido que la persona que más me ha ayudado a seguir adelante en los momentos difíciles es mi marido, y por ese motivo a él le he dedicado todos y cada uno de mis libros. Al igual que Louis Aragon le dedicó tantos y tantos poemas a su querida Elsa. No puedo evitar sentir una ternura enorme cuando veo fotos de la pareja y recuerdo lo que puede leerse sobre sus tumbas:





                                                           Louis Aragon y Elsa


"Cuando uno al lado del otro, por fin seamos yacentes, la alianza de nuestros libros nos reunirá para lo mejor y para lo peor en ese futuro que era nuestro sueño y nuestra mayor preocupación, a ti y a mí."


No tengo ninguna duda que la alianza de fuerzas entre Lorenzo y yo, cada uno en su estilo y con su personalidad, nos unirá en muchos proyectos que iniciemos con Playa de Ákaba y que formará parte de nuestro futuro y de nuestros sueños y, con un poco de suerte, del futuro y de los sueños de otros muchos autores.
Hasta ahora hemos hecho lo más fácil: seleccionar autores y crear los primeros libros. Ahora toca la parte difícil: salir al mercado y sobrevivir en él.
No quiero cerrar esta larga entrada sin una pequeña mención a los otros dos libros que salen con el lanzamiento de Playa de Ákaba y se presentan el sábado: el libro infantil Judith y sus muñecas monstruosas (si a vuestras hijas les gustan las muñecas Monster High les encantará) y Camino de Ákaba, la traducción que ha hecho Lorenzo Silva de las cartas que Lawrence de Arabia escribió entre enero y agosto de 1917.
Quiero cerrar este post con un fragmento de la última carta de Lawrence publicada en el libro, cuyas palabras son una metáfora perfecta para el trabajo editorial:

“ Tengo demasiado que hacer y poca paciencia con la que hacerlo, y pese a todo las cosas marchan tolerablemente bien. Es mucho más fácil desarrollar el trabajo diario como un engranaje de la máquina que dirigir tú mismo la campaña. Sin embargo, ésta es la campaña más demencial jamás dirigida por nadie, lo que viene a ser una forma bastante comedida de decirlo, y si alguna vez llega a término será una diversión inagotable rememorarla. Por el momento resulta un trabajo lento, pesado y extenuante, sin que en parte alguna haya tregua para su infortunado engendrador”.  Camino de Ákaba, Thomas Edward Lawrence, traducción de Lorenzo Silva.




Tomo nota, Lawrence. ¡Larga vida a Ákaba!



                          
                       
                         Judith y sus muñecas monstruosas,
                                                  de Noemí Trujillo. Ilustrador: Xavier Lara





                                                                   Camino de Ákaba,
                                                    Thomas Edward Lawrence,
                                                    traducción de Lorenzo Silva.




                                                            Yo vivía aquí, 1989-2012
                                                           Carlos Zanón



                                                              
                                                                Solo fue un post,
                                                                Noemí Trujillo

12 comentarios:

  1. Y, otra vez, enhorabuena, preciosa, por este primer parto y por el que está a punto de llegar (enero es un buen mes para nacer, jaja, te lo digo yo). Me encantaría estar con vosotros el sábado, pero me va a ser imposible. Ojalá hagáis algo en Madrid para poder celebrarlo con vosotros y, ojalá, algún día pueda mandaros alguno de mis libros...¡Larga vida a Ákaba!

    Mil besos para todos

    Bego

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, Noemí. Larga vida a este interesantísimo proyecto, realidad ya, editorial.
    Y que Nuria nazca en un mundo donde la cultura no sea cosa de unos pocos privilegiados.
    Nos vemos el sábado.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Noemí, tendrías la amabilidad de decirme a dónde podría enviar manuscritos de novela? La editorial tiene web? Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Alex, puedes enviar tus manuscritos a : info@playadeakaba.com
    y la web de la editorial es http://playadeakaba.com
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Noemí, detrás de una gran mujer a veces hay un gran hombre. Pero lo mejor es que esté a su lado. Conocí a Lorenzo en un seminario, ya lo sabes, y me impactó su personalidad pero al desnudarte en este post (y también un poco en tu poesía) creo que estaríais a la par.

    Supongo que te imaginas lo que me identifico con tu búsqueda, no solo de editorial, y lo mucho que supone para un autor encontrar una declaración de principios como esta en una editora. Por eso, no te lo cuento. Solo espero, aunque no llegue a publicar con vosotros, que tengáis mucho éxito y que en algún momento no muy lejano las noticias hablen de la editorial que han creado Noemí Trujillo y Lorenzo Silva.

    ¡Ah! y enhorabuena por Núria, qué bonito crecer en ti a la vez que lo hace una idea y una ilusión como esta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que haya mucha suerte en todos los partos. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Os deseo lo mejor. Una iniciativa muy valiente y más en estos tiempos que corren.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. y tanto que tus trabajos literarios tienen valor, lo que no tienen es precio, eso opino. Besos y suerte

    ResponderEliminar
  9. Acabo de leer tu post entero y sólo puedo decir que... me ¡encantan las personas con ilusiones y que luchan por ellas!.

    Te deseo una trayectoria en este sello editorial exitosa y plagada de sonrisas. De momento te dejo la mía, que aunque sea tan simplista como dos puntos y un paréntesis :) creo que te llegará.

    Voy a echar un vistazo a todos vuestros libros, y me encantará estar por aquí ...por si algún día pudieran cumplirse mis sueños.

    Un abrazo Noemí, me gustan las personas sinceras.

    ResponderEliminar
  10. A esto yo lo llamo El valor de editar en los tiempos que corren. Sé todo lo que habéis trabajado en este proyecto. Como también sé que otros editores no van a estar a la altura que brindáis en empatía, reconocimiento y humanidad con el autor y su obra. Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Atreverse a ir camino de Akaba, no debe ser fácil. Intentarlo ya es el éxito. Gloria a los valientes.

    ¿Qué capitán es éste?
    ¿Qué soldado de la guerra del tiempo?
    Lope de Vega

    ResponderEliminar
  12. Noemí, tu sinceridad me ha llegado muy hondo. Al corazón. Porque además, este viaje vital tuyo que tan bien relatas, es el mío mismo. Ha sido como verse reflejada en un arroyo... Lo mío es la narrativa, y mi marido no es escritor, pero es el mejor soporter que tengo desde hace mil años. Saber lo vuestro me ha enternecido, sinceramente. Me parece escuchar vuestras conversaciones al recordar las nuestras. :))))
    En el minuto cero que tuve conocimiento de vuestro sello tuve la certeza de que se trata de algo bueno que va a salir adelante, por más que al principio la cuesta parezca muy empinada. Pero seguro que tendrás el apoyo del buen hacer y de gente que va a creer y cree ya en vosotros.
    Por mi parte tan solo felicitaros de nuevo. Y reconocer que nunca antes había escrito un post como éste.
    Lo escribo, lo envío y no me lo pienso pues es el corazón quien guía mis dedos.
    Esta mañana te he enviado una cosa mía (Isabel Laso). Espero que os guste.
    Un abrazo fuerte!
    Isabel

    ResponderEliminar