miércoles, 29 de febrero de 2012


Quiero un arma, quiero una víctima,
quiero un asesinato, quiero un deseo.

Se Busca, Tictac tictac
Carlos Zanón

Quiero estrangular a la ninfa Calipso hasta matarla,
quiero quemar todas las dedicatorias que escribiste para ella,
quiero dejar de ver cabinas telefónicas de Visby,
quiero un médico o un psiquiatra, me da lo mismo,
cualquier cosa menos este dolor.
Arrancarme el endometrio quiero,
vomitar óvulos y estrógenos
hasta que mis vestíbulos exploten
y se me olvide
que no puede parir un hijo tuyo.
Quiero volverme loca de una vez
y que me encierren,
quiero pegarme un tiro,
mezclar alcohol y diazepam,
que alguien entienda mi angustia
y me abrace,
aprender a manejar esta tristeza,
quiero.

6 comentarios:

  1. Es un poema inspirado en el poema de Carlos Zanón, Se busca, publicado en el libro Tictac tictac. La verdad es que leí el poema de Zanón y sentí una sana envidia, esa envidia de ser valiente, de cruzar la línea, de atreverse a decir cosas irraciones ( y tan humanas)

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que dices está muy bien ,perooo , siempre están los dichosos peros,espero que no se cumpla ninguno de esos quiero, exceptuando el de que alguien te entienda y te abrace para que aprendas a manejar tu tristeza ,todos tenemos un lado oscuro si te sirve de consuelo.

    Un saludo "vecina"

    ResponderEliminar
  3. otro saludo para ti
    lo liberador de escribir es que puedes poner por escrito todos los "peros" que no vas a cumplir en la vida real
    esa es la catarsis
    eso es lo que me enseñó el poema de Zanón

    ResponderEliminar
  4. Otra de sus bondades es que puedes vomitar el pasado antes de que éste surta letal efecto. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Un abrazo inmenso en la distancia.

    ResponderEliminar